TRASTORNO DE CONDUCTA POR LESIÓN DEL LÓBULO FRONTAL

El lóbulo frontal es el encargado de controlar la mayoría de las capacidades relacionadas con la personalidad y con la conducta de las personas.

Las lesiones del lóbulo frontal secundarias a un ICTUS, TUMOR cerebral o un Trauma craneal (en un accidente de coche por ejemplo) ocasionan cambios en la personalidad previa del paciente y trastornos de conducta. Así es frecuente que los pacientes presenten  irritabilidad con ataques súbitos de ira o apatía con disminución del habla y a veces, desinhibición con una conducta social inadecuada

Además en el lóbulo frontal residen nuestras funciones ejecutivas, es decir, nuestra capacidad para formar estrategias y/o tomar decisiones correctas en la resolución de problemas, que en el caso de Daño Cerebral del lóbulo Frontal se verán también alteradas y los pacientes presentarán dificultad para  anticipar, planificar, secuenciar y crear expectativas.

Todos estos cambios en la personalidad, trastorno de conducta y déficits en las funciones ejecutivas pueden tratarse mediante fármacos específicos y mediante Rehabilitación Neuropsicológica especializada

Neuropsicología. Centro CRECEN

REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA DE LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central, de origen autoinmune y desmielienizante, que cursa en brotes o de forma progresiva y que constituye la primera causa de discapacidad en el adulto joven.

Puede provocar déficits físicos (como torpeza motora o debilidad en las extremidades trastorno de la marcha, inestabilidad, alteraciones sensitivas, visuales…) del lenguaje y cognitivas (alteraciones en la memoria, la planificación, en la resolución de problemas, lentitud en la velocidad de procesar la información…) Todo ello provoca una reducción significativa de la calidad de vida.

Por tanto, el enfoque integral que proporciona un equipo rehabilitador multidisciplinar, es hoy por hoy, el mejor soporte terapéutico para el tratamiento de la discapacidad y minusvalía que origina la EM.

El Equipo multidisciplinar deberá contar con un Fisioterapeuta que se encargará del tratamiento de la marcha, coordinación y del equilibrio; con un Terapeuta Ocupacional que se encarga de la aplicación de técnicas de ahorro energético para la fatiga y de la valoración de ayudas técnicas y adaptación del entorno, minimizando el impacto de la sintomatología en las actividades diarias: con un Logopeda, que tratará las alteraciones de la deglución, habla y lenguaje y por último con un Neuropsicólogo que actúa sobre las alteraciones cognitivas y emocionales que puedan ir surgiendo a lo largo de la evolución de la EM.

Yolanda Buriel Jiménez. Neuropsicóloga del centro CRECEN

TERAPIA OCUPACIONAL EN LESIONES NEUROLÓGICAS

Después de  una lesión neurológica muchos pacientes son dependientes para el vestido, aseo, para usar dinero, medicación…La Terapia Ocupacional (TO) en pacientes con lesiones neurológicas se ocupa de dotar a las personas de capacidades que permitan la mejora de la funcionalidad y participación en las actividades de la vida diaria, como vestirse, comer, hacer la comprar, asearse, incorporarse al trabajo, etc. Para ello, se emplean diferentes técnicas o métodos (aprendizaje y control motor, terapia en espejo,  terapia manual, uso de productos de apoyo y órtesis, adaptaciones domiciliarias, etc.) en los que, a partir de la actividad significativa como herramienta de trabajo principal, se dota a la persona de patrones y estrategias que permitan mejorar las habilidades perdidas o deterioradas.

Después de una lesión neurológica, la persona presenta alteraciones y disfunciones tanto en área cognitiva como en lenguaje, emocional, comportamental, física y sensorial. Por ello, es imprescindible el abordaje transdisciplinar como en el centro CRECEN (Logopeda, Fisioterapeuta, Neuropsicólogo, Terapeuta ocupacional, Neurologo)

LOS OBJETIVOS DE LA TO SON:

  • Valoración, mediante el uso de instrumentos de evaluación, los aspectos que influyen en la participación y ejecución de las actividades de la vida diaria y la posterior elaboración de programas de tratamiento según objetivos individualizados acordes con las capacidades, necesidades e intereses de la persona.
  • Entrenamiento, reeducación y enseñanza de estrategias para el desempeño de las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria (higiene, arreglo personal, alimentación, manejo del dinero, tareas domésticas, etc.) incluyendo ejercicios para posibilitar la realización funcional.
  • Valoración, diseño, confección y prescripción de aparatos ortésicos, prótesis y productos de apoyo, así como tareas de adaptación y entrenamiento de la persona en su utilización.
  • Adaptación y transformación del entorno eliminando barreras físicas y/o sociales que dificulten la participación de la persona en sus ocupaciones.

Carmen Martín Rico Terapeuta Ocupacional Centro CRECEN

REHABILITACIÓN DE LA MANO DESPUÉS DE UN ICTUS: Terapia de Movimiento inducido por Restricción del lado Sano

La Terapia de Movimiento inducido por Restricción (CIMT, por sus siglas en inglés) del lado sano, es uno de los varios métodos complementarios para rehabilitar después de un daño cerebral adquirido. ¿En qué consiste? Es una técnica de rehabilitación motriz de la extremidad superior utilizada en personas con hemiplejía basada en dos aspectos fundamentales; la restricción de movimiento en la extremidad superior sana generando esfuerzo de la extremidad superior paralizada a moverse. Esto, da lugar a una mayor activación de la corteza cerebral del lado correspondiente.

El uso del lado sano del paciente estará restringido (inmovilizado con una manopla especial) durante el 90% del tiempo que una persona esté despierta, por lo que será muy importante la participación familiar en el proceso. Durante los periodos de sueño el brazo quedará liberado, así como una hora aproximadamente a lo largo del día que se corresponderá con ese 10%.

Por otro lado, el tratamiento incluye el uso forzado de la extremidad superior afecta introduciendo,  seis horas al día durante 10 de los 14 días que dura la restricción, la realización de actividades de la vida diaria con carácter repetitivo, activos y supervisados, para trabajar la motricidad a través del moldeado. En función del rol ocupacional de cada usuario, se asignan actividades para realizar en casa con el brazo afecto. Estas se realizan repetidamente hasta ser dominadas y posteriormente incluirlas en la vida cotidiana, lo que ayuda a provocar en el paciente el necesario cambio comportamental y que los aprendizajes se transfieran a su entorno real y funcional.

Todas las actuaciones estarán personalizadas según el tipo de patología, edad, capacidad cognitiva para órdenes sencillas, nivel frustración y todas aquellas variables que en cada caso pudieran interferir en el desarrollo de la terapia.

No se trata únicamente de restringir el brazo sano, sino de utilizar el afecto, solo así los usuarios mejoran la movilidad y la funcionalidad del brazo.

Carmen Martín Rico Terapia Ocupacional centro CRECEN

LA IMPORTANCIA DE LA REHABILITACIÓN “ACTIVA” DEL PACIENTE EN LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE: Ejercicios recomendados por el Fisioterapeuta

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad degenerativa, crónica, inflamatoria y desmielinizante del sistema nervioso central de origen autoinmune, que se caracteriza por la destrucción de mielina (sustancia blanca que envuelve a las fibras nerviosas de cerebro y médula espinal) provocando múltiples síntomas como la fatiga, la debilidad muscular e hipotonía, alteraciones visuales, cognitivas y emocionales.

Por ello, es imprescindible un enfoque multidisciplinar, el cual se centra en un tratamiento integral e individualizado, adaptándose a cada paciente y estadio de la enfermedad, con el objetivo unificado de mejorar la calidad de vida del paciente y su plena reintegración

La rehabilitación, además de incluir tratamiento médico, neuropsicológico, psicológico, oftalmológico, fisioterápico, logopédico y terapia ocupacional, es fundamental la participación activa del paciente, y es que llevar una vida activa  tiene como resultado la obtención de los objetivos propuestos. La actividad física, ayuda a relentizar la progresión de la patología, potenciar tanto los sistemas alterados como los que no y a prevenir complicaciones posteriores, consiguiendo el máximo nivel de funcionalidad, sin olvidarnos del impacto que también se obtiene en el área emocional.

El FISIOTERAPEUTA pautará ejercicios aeróbicos para mejorar la fatiga y la resistencia cardiovascular principalmente, estiramientos, ejercicios de fuerza muscular y de movilidad para mejorar el estado del sistema musculo-esquelético, ejercicios de equilibrio y coordinación progresando en su dificultad y en el uso de diferentes herramientas, técnicas de estimulación y electroterapia y/o  terapias enfocadas al tratamiento de la función vesical y la micción. Y sin olvidarnos de actividades grupales que permitan socializar y pasar un buen rato.

 

REHABILITACIÓN DE SECUELAS NEUROLÓGICA DESPUÉS DE UN TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO. Cambio de carácter y problemas de memoria

Después de un traumatismo craneoencefálico (TCE) es muy frecuente que los pacientes presenten dolor de cabeza a diario, mareo, vértigos, problemas de memoria, dificultad para mantener la atención, dificultad para expresarse, se encuentran lentos  mentalmente para procesar la información que reciben, les cuesta organizar y planificar las cosas. Además suelen presentar cambios en su personalidad, se muestran más irritables o más desinhibidos y en ocasiones más apáticos y deprimidos con problemas para conciliar el sueño

En ocasiones estas secuelas pueden pasar desapercibidas porque muchas veces estamos más centrados en tratar las secuelas físicas tas el TCE y pueden no darse importancia a este tipo de alteraciones, que son sin embargo muchas veces las más incapacitantes para el paciente y su familia

Para poder evaluar todas estas secuelas es imprescindible que el paciente se someta a una VALORACIÓN NEUROPSICOLÓGICA que nos determinará el tipo de secuelas y la gravedad de las mismas. Las alteraciones neuropsicológicas en los TCE dependerán  de muchos factores como son: la zona de lesión, la extensión de la misma, la edad del paciente, el estado de salud anterior al TCE, entre otros

El conocimiento de estas secuelas nos permite establecer un PROGRAMA DE REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICO individualizado. Los pacientes con TCE necesitan una rehabilitación inmediata y especializada para poder integrarse lo antes posible a una rutina lo más normalizada posible. …). La Rehabilitación Neuropsicológica trabajará para disminuir los déficit cognitivos y comportamentales y su repercusión en las actividades de la vida diaria.

En ocasiones los pacientes con TCE grave necesitarán un abordaje terapéutico integral con tratamientos englobados en distintas disciplinas (logopedia, terapia ocupacional, fisioterapia

Yolanda Buriel Jiménez Neuropsicóloga centro CRECEN

ECONOMÍA ARTICULAR: Mejora el movimiento y disminuye le cansancio físico

La Economía Articular, es una técnica empleada en Terapia Ocupacional para disminuir la sobrecarga articular Consiste en una serie de medidas, según la articulación afectada, destinadas a modificar los hábitos de la vida diaria en la realización de gestos y actividades donde esa articulación puede verse sobrecargada o dañada, debido a posiciones inadecuadas, sobrecarga o carga mal distribuida, así como la utilización de objetos no adecuados.

La Economía Articular se incorporará de la mano del Terapeuta Ocupacional en nuestras actividades diarias: vestido, aseo, preparación de alimentos o hacer la compra. Se aplicará tanto en la realización de los movimientos como en las posiciones que se adoptan: sentado, de pie, durante el trabajo o el descanso.

La Economía Articular disminuye el dolor, malestar y el cansancio, facilitando el movimiento articular, al mismo tiempo, que previene posibles deformidades o si ya las hay, evita la progresión de estas.

El Terapeuta Ocupacional será el encargado de llevar a cabo un programa de protección y economía articular, de la articulación afecta del paciente para:

  • Establecer una educación gestual, descubriendo que gestos favorecedores de las deformidades y encontrar los gestos correctos, corregirlos, e integrarlos hasta hacerlos automáticos, asesorando sobre qué hacer y qué se ha de evitar.
  • Planificar las actividades y los tiempos de realización, alternando trabajo-reposo, y jerarquizando por orden de importancia las actividades para conservar energía, reducir el dolor, la inflamación y las cargas articulares, con el fin de conservar las estructuras articulares y disminuir el riesgo de deformidades.
  • Enseñar las técnicas adecuadas, dando alternativas y modificando los patrones de movimiento, usando si es necesario dispositivos de ayuda. Por ejemplo:
  • Reducir el esfuerzo a la hora de realizar las actividades.
  • Distribuir la carga entre varias articulaciones.
  • Usar las articulaciones más grandes y fuertes.
  • Usar las articulaciones en posiciones estables y funcionales.
  • No sostener de forma prolongada objetos estrechos o pesados
  • Evitar movimientos repentinos
  • Mantener equilibrio entre actividad y descanso

Tener conciencia de la necesidad y beneficios de economizar nuestros gestos, no es tan importante… hasta que los tenemos que realizar de manera obligatoria, por determinados procesos patológicos que no nos permiten movernos “dentro de las formas a las que estamos acostumbrados”, que por cierto, no han sido las mejores… (Aunque en su momento han sido las “más cómodas”).

Carmen Martín Rico Terapeuta Ocupacional. Centro CRECEN

 

REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA TRAS UN ICTUS: Precoz, Intensiva y Multidisciplinar

El Ictus constituye la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en varones, la segunda causa de demencia y la primera de discapacidad en adultos, hasta  24-53% dependencia parcial o completa

La recuperación de un paciente que ha sufrido un ictus dependerá: De la gravedad inicial del ictus (tamaño del ictus), de la localización (si es izquierdo presentará afectación del lenguaje) y del Programa de Rehabilitación Neurológica que realice.

Se ha comprobado, que la recuperación de los déficits neurológicos sufridos a raíz de un ictus (problemas de movilidad, marcha, habla, sensibilidad…) ocurre en los primeros meses: hasta un 85% de la recuperación se producirá en las primeras 8 semanas y hasta un  95% en las primeras 13 semanas. En los Ictus más graves se puede alcanzar en las 13-15 semanas el 95% de la mejoría.

Esto se debe a que en los primeros meses después de un Ictus existe una mayor “neuroplasticidad cerebral”, o capacidad de las neuronas para reorganizarse y establecer nuevas conexiones, tras la estimulación cerebral por técnicas de rehabilitación de entrenamiento o re aprendizaje de nuevas funciones.

Por tanto el mejor Programa de Rehabilitación Neurológica del ictus será aquél impartido por un Equipo multidisciplinar que aborde las secuelas físicas y cognitivas-emocionales (Neurólogo, Neuropsicólogo, Fisioterapeuta, Logopeda, Terapeuta ocupacional),que se inicie de forma precoz y que sea intensivo.

Con ello se conseguirá una mejor recuperación funcional final, una mayor autonomía personal y por ende, una mejora calidad

Dra. Lucía Rodero. Neuróloga. Directora Cetro CRECEN

VOLVER A REALIZAR LAS ACTIVIDADES DIARIAS DESPUÉS DE UN DAÑO CEREBRAL: “El reto de volver a ir al Supermercado”

Tras un Daño Cerebral como un Ictus, pequeñas acciones cotidianas, como ir a un supermercado pueden parecer un mundo. Cuestiones como: pesar la fruta y la verdura en la báscula, saber las categorías que encontramos en un supermercado, elegir la mejor oferta, diferenciar la cantidad y los productos que queremos, cómo pagar y cuánto me tienen que devolver…que realizamos con distintas funciones cerebrales pueden estar afectadas.

La TERAPIA OCUPACIONAL se encargara de “entrenar” ésta y otras actividades teniendo siempre como objetivo recuperar sus actividades rutinarias, como la compra u otras actividades que se marquen.

Para ello se realizan ejercicios de entrenamiento en el Centro que luego pueden complementarse con “salidas externas” al supermercado del terapeuta ocupacional con el paciente para ponerlos en práctica. En estos ejercicios utilizamos pantallas gigantes en los que la persona tendrá que moverse por todo el supermercado, y con ello re-aprender o repasar las categorías de productos, encontrar el mejor precio u oferta, hacer cálculos con un presupuesto, comprobar las vueltas, planificar un gasto, saber qué hacer si se pierde en el supermercado, entre otras cosas.

Este entrenamiento, por tanto, compromete la rehabilitación tanto a nivel funcional como cognitivo. A nivel funcional, se desarrollarán destrezas manipulativas y de coordinación con las manos, como “alcances”, “pinzas” con dedos y presas palmares. A nivel cognitivo, se trabajan áreas como la concentración, los diferentes tipos de memoria, cálculo, razonamiento y praxias. Emocionalmente, los participantes refuerzan autoestima y autoconcepto, sintiéndose útiles.

Lo óptimo es realizar los retos en un supermercado conocido por la persona, donde haya podido tener un acercamiento y tenga sus propios recursos para resolver sus dificultades.

Para conseguir el máximo rendimiento en la ejecución de estas actividades, no hay que olvidar las limitaciones motoras, cognitivas y/o conductuales que afectan a la funcionalidad de nuestros familiares o pacientes. Se recomienda graduar y adaptar las tareas para que éstas se puedan llevar a cabo con éxito.

Carmen Martín Rico Terapeuta Ocupacional Centro CRECEN

LA FAMILIA COTERAPEUTA EN LA REHABILITACIÓN NEUROLÓGICA

El Daño Cerebral (ictus, traumatismo craneal, tumor cerebral…) no solo afecta de forma aislada a quien lo sufre, sino también, y enormemente, a su entorno familiar y social. Por este motivo, es de vital importancia promover el papel activo de la familia en el proceso de rehabilitación neurológica en calidad de “COTERAPEUTAS”.

La Rehabilitación Neurológica es un proceso largo y costoso, pero que permite al paciente recuperar un alto grado de autonomía personal. Todo ello, dependerá no solo del grado de la lesión cerebral sino también del Programa de Rehabilitación Neurológica que ha de ser precoz, intensiva y multidisciplinar realizada por un equipo coordinado y especializado formado por Neurólogo, Neuropsicólogo, Terapeuta Ocupacional, Fisioterapeuta y Logopeda entre otras. Todos estos profesionales  deben trabajar conjuntamente con el paciente y su familia para poder llegar a los objetivos planteados en el programa. Una hora de tratamiento acabaría siendo revocada si el resto del día no se siguen los mismos pasos enseñados en la clínica.

En el caso de la Terapia Ocupacional ocurre que las personas que han sufrido un Daño Cerebral tienen dificultades en la generalización del aprendizaje, tras el entrenamiento diario de una actividad cotidiana, por ello, es fundamental que la familia asista al desarrollo de alguna terapia, mostrándoles así qué puede actividades puede realizar su familiar, con qué grado de ayuda y  cómo hacerlas con seguridad, dándoles la oportunidad de ponerlo en práctica en su casa y a la vez, que puedan consultar las dudas. Una familia bien informada y que actúa en consonancia con el equipo rehabilitador podrá esperar mejores resultados y más duraderos que si el paciente ha de recuperarse solo. En ocasiones, la participación de los familiares se ve restringida por el temor a no saber tratar o atender las nuevas necesidades de su familiar, por lo que la facilitación de la información, asesoramiento, apoyo e implicación de los familiares puede fomentar la óptima vuelta a casa. El hecho de que un paciente vuelva a caminar, vestirse por sí solo o a recordar las tareas que ha realizado con anterioridad son los objetivos que se pueden llegar a conseguir con una rehabilitación neurológica favorable, llegando a un alto grado de recuperación.

Carmen Martín Rico Terapeuta Ocupacional CRECEN